Ojos verdes, afilados como cuchillas
¿De dónde vienes? ¿A dónde vas?

Tus ojos me persiguen en la negra noche
pero tu cuerpo se aleja por precaución.
¿A qué temes? ¿De qué te preocupas?

Saltas, trepas, danzas en cada paso,
¡gritas al viento libertad!
¿Dónde estás cuando te busco y no te encuentro?

La noche es tu morada,
respaldo y corazón.
Vives en ella y ella en ti.

Descansa pequeño tranquilo,
pues yo no te molesto más.
La luna por ti vela, y la noche te cuida.
Sé que me ves mirándote
y, aunque agazapado, ya me has respondido.

No es posible realizar comentarios.