Aquella noche tras salir de la fiesta del cumpleaños de mi amiga Julia, atravesamos las calles de Zaragoza, con mucho deseo de arribar nuestro destino, mi dulce hogar, pues sentía mucho miedo, y no alegraba saber que estábamos paseando por  como julia lo llamaba El barrio chungo, por suerte yo estaba acompañada por ella junto con sus padres: Juan y María. Cada vez que nos acercábamos, mis tripas se revolvían más, era un presentimiento un tanto extraño e inusual. La verdad es que no me ayudaba nada ver las caras de los acompañantes, se les notaba temor y preocupación en ellas… Cuando ya llegamos a la dichosa avenida donde se encontraba mi casa, de repente las farolas se apagaron durante unos quince segundos, que a mi se me pasaron eternamente. Debido a este hecho me tropecé contra una planta e involuntariamente la arranqué, cuando baje la mirada vi como sobresalía un CD debajo del obstáculo, con tanta curiosidad la cogí. En la funda se podía apreciar un título en mayúsculas que decía STRANGER THINGS cuyas letras estaban escritas con una tinta roja simulando sangre derramada, al principio todos pensamos que posiblemente sea una recopilación en CD de la serie más popular del momento en la que unos niños se enfrentan a diversas aventura, ya que poseen el mismo título. Pero por esa parte no nos preocupamos demasiado, en cambio lo que nos extrañó del tema era que se encontrase debajo de una planta en medio de una avenida, por la que yo atravesaba unas tres o cuatro veces al día…

Tras un silencio agobiador intervino Juan con voz temblante  –mejor… la dejamos en su lugar, además no es nuestro como para decidir qué hacer con él… Así lo hicimos, en principio ya que ellos no habían cumplido con el trato, pues unos días después después cuando fui a visitar a Julia, a su casa, encontré el mismísimo CD encima de su escritorio. Tras una pequeña discusión, llegamos a la conclusión de mejor dejarlo y descubrir lo que contenía, que a pesar de que me estuviéramos enfadadas, realmente nos moríamos de la curiosidad por dentro, por lo que lo introducimos al lector del ordenador… Y efectivamente no era la famosa serie, sino era como una especie de video-blog de un viaje de una familia angloparlante, que a juzgar por el acento, diría que era americana. Al comienzo del video aparece una joven adolescente llamada July que presentaría  brevemente a su pequeña familia, entendimos que la madre se llamaba Marie y el padre Jhon, cuando de repente me entraron unos escalofríos… extrañamente las caras de aquellas personas totalmente desconocidas, me resultaban familiares… También comprendimos que decía que estaban de viaje a Polonia, exactamente se encontraban en un parque llamado EL PARQUE PROHIBIDO. Aparecían escenas en las que se divertían juntos en aquel bello lugar, he de reconocer que no me encajaba la apariencia del lugar con su nombre. Era un parque muy silencioso, con una superficie verdosa y agradable que la cruzaba un cristalino y caudaloso río, Julia y yo empezábamos a sentir envidia por estar allí, acabábamos de finalizar la semana de exámenes y honestamente nos merecíamos estar presentes para descansar y desconectar en un paisaje como aquel.

Hasta aquí todo parecía ser normal, cuando de repente se puso la pantalla completamente negra y también se podían oían gritos, lloros, gemidos, lamentos… tras unos momentos se apreciaba que la cámara se movía continuamente… Finalmente se empezaron a distinguir unos chapuzones de agua entre los llantos. Tanto Julia como yo no entendimos nada, y cada vez más se oían más fuertes las voces de espanto. Nos quedamos boquiabiertas sin saber que ocurría, nos formulábamos bastantes preguntas que no encontramos respuesta alguna.

Ya cuando terminó la grabación, noté como Julia se ponía pálida y temblorosa, por suerte pronunció unas palabras  –no le digas nada de lo que hemos visto a nadie. A pesar de la intriga que me quemaba por dentro por saber que sucedía hice caso a Julia pero sabía que eso no pintaba nada bien…

Aquella noche no dormí nada pensando en lo que había visto la tarde anterior ¿Qué hacia el CD debajo de una planta? ¿Por qué me sonarían las caras de unos completos desconocidos? ¿Cómo se quedó la grabación archivada? ¿Por qué Julia se puso muy nerviosa? ¿Acaso ella conoce la realidad del video? Me siento agobiada cada vez que pienso acerca del tema…

Continuará…

No es posible realizar comentarios.