En un mundo donde pedimos respeto sin respetar,

en un mundo donde pedimos igualdad, pero no hacemos más que diferenciar,

donde quieren perder la noción del tiempo, pero a la hora siempre pendientes están,

donde te dan la mano para empujarte al más allá.

 

En un mundo donde las guerras cesan sin parar,

donde te juzgan simplemente por ser de una religión,

donde después te castigan por quererte revelar,

donde te discriminan por ser de una raza o color.

 

Donde a niños se les da armas en vez de juguetes,

donde cada día muere un ser vivo por culpa de otras gentes,

donde parece que aquí solo vale la ley del más fuerte,

donde muchos se hacen ricos a costa de gente inocente.

 

Si pudiéramos cambiar las armas por un bolígrafo y un papel,

que cada uno escribiera los sueños que nunca pudo ver,

que los tanques lancen flores y las bombas aviven los corazones,

que nuestras vidas no se conviertan en tristes decepciones.

 

Curemos las heridas en vez de abrirlas más,

regalemos paz y armonía a cada habitante de este lugar,

es difícil, pero podemos cambiar la sociedad,

nada es imposible para un corazón dispuesto a ayudar.

No es posible realizar comentarios.