Esa historia de amor tan bonita entre dos personas que habían coincidido en pocas cosas pero que compartían una gran y particular conexión de pasión . Esa historia que aunque pareciese muy mágica existía y ahora la contaré.

Sabrine e Izan se conocían de un club y coincidían en el colegio, años atrás , se amaban mucho y se respetaban , compartían amigos , vida social , y muchas cosas mas pero esto acabo un trágico día de verano, a penas concluido el curso escolar , Izan sufrió un fatal accidente en medio del camino con una rosa para la causa de su sonrisa .

Lucia , mejor amiga de Sabrine , fue al hospital en lugar de Sabrine porque a ella no le dejaban sus padres y no podría decirles que tenia que ver a su novio porque ellos no sabían de su existencia.

El día en el que Izan despertó de su inevitable coma no recordaba nada , pero nada de nada , Lucia preocupada se lo contó a Sabrine , esta no ceso de llorar.

Izan acabo cambiándose del instituto , Sabrine estaba sufriendo un grave depresión , nada fue bonito en ese momento para ninguno de los dos , que sentían a ratos que les faltaba algo.

Cinco años mas tarde, Izan volvió a su anterior instituto, a Sabrine le dio un algo al volver a verlo pero se puso triste cuando supo que aun no recordaba nada.

A Lucia se le ocurrió la idea de imprimir todas las fotos de la pareja y darle pistas al desorientado para que lo recordase todo junto a su amor.

Noventa y nueve fotos fueron las que le dieron , faltaba solo una , Izan estaba al borde de la locura y Sabrine al borde del suicidio.

La ultima foto fue dada y con una amenaza de suicidio de Sabrine .

No llego a tiempo , cuando el recordó todo, ella ya se había bebido la mitad de la botella de lejía que tenia .

El fue corriendo a por ella, hecho un trago y se tumbó al lado de ella y juntos se fundieron el un apasionante beso de amor verdadero.

FIN

No es posible realizar comentarios.