¿Quién me mató?

 

Llegaron por la espalda,

fueron tres balazos,

pero esos no me mataron.

 

Tengo un asesino,

él fue quien disparó el rifle,

pero a mí me mataron miles.

 

Fue el que tiene la armería,

tal vez el que llenó la caja de balas,

también aquel que fabricó el arma.

 

Fuiste tú, con tu inmensa indiferencia,

porque, mientras leías estas líneas,

allende los mares, alguien se moría.

 

¿Quién murió?

 

Pasó en el desierto.

En otra lejana guerra,

en una patria que no es nuestra.

 

Tres balazos fueron,

o tal vez metralletas,

más el hambre y la miseria.

 

Fui yo.

Mientras alguien en su cama

leía estas palabras.

 

Fuiste tú.

Mientras con rabia yo escribía

la letra de esta poesía.

No es posible realizar comentarios.