No quiero la luna,

regalame una lluvia de estrellas,

que se cuelguen de mi cabello,

que decoren mis caderas.

 

Que me cubra una Vía Láctea,

que me haga sentir bella,

para que al caer la noche de mi vida,

si no he brillado, lo hagan ellas.

No es posible realizar comentarios.