Mi libro favorito

Querida amada:

Llevo mucho tiempo deseando decir lo que estoy a punto de decirte, a ti, y sólo a ti. Me gustaría que supieras que cada vez que te miro y veo que desahucias al estrés por ser un vecino insoportable para la felicidad, me haces a mí mismo ser el hombre más feliz por ser tu inquilino predilecto en la vivienda de tus ojos. Me gustaría que supieras que cada vez que después de mirarme, los marineros alzan, a tus órdenes, capitana, la vela de tu sonrisa, porque les dices que los vientos os son favorables; me insuflas las ganas de convertirme por ti en un vendaval de alegría y un sinfín de sensaciones que hagan que nunca bajes esa vela bendita. Me gustaría que supieras que después de que me miras, me sonríes y bajas la cabeza con una timidez tan tuya, siento que he dado con la persona correcta, pues me haces sentir que soy un Werther correspondido por su Carlota. Me gustaría que supieses que después de mirarme, sonreírme, bajar tu cabeza y ver que vienes hacia mí, me siento como aquel niño que en Navidad mira bajo su árbol y ve que hay regalos con su nombre. Me gustaría que supieses que después de mirarme, sonreírme, bajar tu cabecita, venir hacia mí y apretarme contra ti, o mejor dicho, apretarme haciendo que del “yo” pasemos a ser un “nosotros”; nuestro abrazo es lo más cercano a lo que necesitaba la creación de Frankenstein del mismo Victor para saberse a sí mismo querido y significante: pues era la única persona de la que necesitaba sentirlo. Me gustaría que supieses que tras mirarnos, sonreírnos, ver bajar tu cabeza, correr a encontrarnos, habernos abrazado y cerrar nuestros ojos, siento lo que Kant me negaría, y esto es, que ya no estoy limitado ni por los malditos y desdichados espacio y tiempo; que nosotros nos hemos convertido en infinito. Amor, quiero que sepas que de todos los capítulos que he vivido en mi vida, el nuestro, se ha convertido ya en ese libro en el que no pararé de escribir hasta que me muera, pues sólo mi muerte será el punto y final de esta historia de amor perfecto que me haces vivir. Amor, tú eres mi libro favorito.