5 días

África, un lugar de estepas y sabanas lleva unos tres años en guerra yo soy inglés pero vivo en una aldea muy importante, me llamo Narciso

Estoy en la habitación de mi palacio, mi aldea es la mejor, desde que empezó la guerrilla entre aldeas vamos ganando, mañana(o en los próximos cinco días) les asestaré el golpe mortal a mis diecisiete años. Mi padrastro manda, es el jefe y una panda de chicos como yo matamos a sus enemigos (claramente soy el mejor).Me miro al espejo, soy alto musculoso, moreno ojos azules y pelo rubio de color paja. Don Juan me llaman pero no me interesa nadie, yo solo sonrío y derrito corazones con mi sonrisa perfecta. En cinco días seré la mano derecha de mi padrastro sólo tendré que matar al medio jefe de la aldea sublevada Ismaat alias: el príncipe. Pan comido, dicen que es un chico muy confiado y tengo mis métodos, casi me da pena… ¡JA JA JA JA!

                                                                       DÍA 1

Llego a mi objetivo en un avión privado haciéndome pasar por un turista. El sitio es raro mi aldea es mejor, mi padrastro los tiene controlados y yo tengo un palacio para mí solo. Todos me miran(es lógico soy irresistible). Me han ofrecido una especie de choza super rara en la que hace calor y hay bichos (ahhhhh! Una araña) y lo peor de todo es que me he tenido que desempaquetar las cosas… ¿Lo veis normal? ¡Deberían haberse peleado por hacerlo entre ellos! Pero no, no lo han hecho y he tenido que ordenar mis cosas en el armario (que aburimieeeeeeento) ahora vienen Ismaat y su hermana Khala (espero que sea para disculparse por toda esta birria)

  • Bienvenido- me dice Ismaat , es un chico bastante guapillo(como yo) es esbelto, tiene el pelo negro como el ébano y los ojos del color tierra tan característico de la sabana, sus  labios carnosos de color granate me sonríen , me recuerda a mi hermano
  • Narciso- me dice su hermana y yo me doy cuenta de que me he quedado recordando mi vida antes de que mi padrastro entrara en ella y mis padres le hicieran enfadar…Ella es la copia de su hermano solo que en chica , sus ojos son marrones del color de su pelo que lleva recogido en trencitas adornadas con plumas, parece un pavo real (que horror).Es unos cuatro años menos que su hermano.
  • Perdona- le digo en perfecto francés – ¿qué pasa?
  • Queríamos darte la bienvenida- me dice Ismaat – esta es nuestra mejor choza y queríamos asegurarnos de que estás bien.

Me conmueve que me den su mejor choza y digo nada con respecto a mis problemas (no entiendo que me pasa, si mis criados me hubieran dicho eso les hubiera gritado y despedido, pero supongo que no les puedo despedir…)

-También queríamos invitarte a la caza de mañana-me dice su hermana

– fantástico me apetece un montón (es sarcasmo pero ellos no parecen entenderlo porque se van sonrientes)

Me doy una ducha y me cambio de ropa para cenar sentado en un tronco mientas todos cantan y bailan felices, odio la música y los bombos me taladran la cabeza (¡yuju!) esta noche mato al príncipe y me piro de aquí.

Cuando todos se van a la cama me levanto, cojo mi daga, me visto estoy nervioso (eso es raro yo nunca me pongo nervioso es uno de mis grandes talentos: nervios de acero.)  Pero esta noche estoy nervioso y lo que es más raro: me pongo a pensar en mi familia, en las excursiones al campo, las tardes de juegos, cuando visitábamos a mis tíos (ellos no me hablan ya)…siento la nostalgia más profunda y es raro porque los odiaba… Mis sentimiento amor-odio se debaten mientras ando a oscuras buscando la choza del príncipe, se me hace un nudo en la garganta cuando la encuentro, mariposas salvajes suben por mi estómago cando abro la puerta y lo veo durmiendo en la cama (hasta en la forma de dormir se parece a mi hermano).Tengo ya las mariposas en la boca cuando me acerco…levanto la mano temblando y le clavo la daga.

– lo siento…gracias por no contarlo… – no sé qué más decir  (y eso es muuuuy raro porque siempre tengo la última palabra en todo)

– vete antes de que me arrepienta de esto – me sonríe y dulcifica su voz sólo para decir- tenía pensado llamar a los guardias para que te matasen (aquí es cuando me lleno de sudor frío como el hielo) pero no lo haré porque puedes cambiar, todos podemos.

– ¿por qué lo crees? Casi te mato ahora mismo

– Todos tenemos un pasado difícil- su cara se ensombrece por un solo instante-pero se supera sólo hay que fomentar la luz en nuestros corazones. Vete ya. Les he dicho que vengan en cinco minutos por si pasaba algo. Corre y haré como si esto no hubiera ocurrido

Esta vez sí que obedezco .Sé que lo de los guardias no es más que un pretexto. He aprendido a saber cuándo alguien miente (y mira por dónde soy todo un experto). Cuando llego a mi choza me cambio y me echo a la cama. Aunque podría hacer cualquier cosa porque no consigo dormir.

                                                                             DÍA 2

No he dormido nada por la noche. Solo he pensado. He llegado a la conclusión de que tengo que matar a Ismaat sin que se entere. Me duele en el alma, el chico empieza a caerme mejor teniendo en cuenta lo de anoche. Pero como mi padrastro no pueda controlar a La Bestia como le pasó con mis padres…tengo un problemilla. Veréis ellos lo enfadaron porque se negaron a hacerle caso y La Bestia mató a mis padres y a mi hermano (si les hubiera podido avisar de que venía…pero no estaba allí cunado me necesitaron…la culpa es mía). ¿Qué hago? ¡Yo les odiaba! Olvidad todo eso.

Bien de mal humor me voy a desayunar. Ellos me pasan algunas armas y el príncipe se pone de pareja conmigo (que quiere: ¿humillarme?) Khala se despide de nosotros con la mano. Ismaat parece leer mis pensamientos porque me dice:

  • No pretendo nada poniéndome contigo de pareja , es sólo la tradición( claaaroooo la tradición…buff) pero si quieres hablarlo…- me sonríe
  • ¿cómo sabías lo de mi padrastro? ¿Nos conocemos de algo?
  • No te conozco de nada, pero mi hermano Hikla se fue con una familia adoptiva para trabajar para él, mi hermano murió y mi padre juró matarlo, mató a todos los asesinos que venían a por él pero el año pasado La Bestia los mató mi hermana y yo hacemos lo imposible por cuidar de la aldea pero no podemos ser jefes todavía. Tu padrastro ya ha mandado a seis personas a matarme pero sigo adelante…Me preocupa tanto mi hermana y mi gente…no sé porque te cuento esto – intenta dedicarme una de sus dulces sonrisas pero no lo consigue y se echa a llorar
  • Lo siento por todo, creo que tu hermano se vino a mi familia (¡por eso se parecían!) yo lo quería mucho y me ayudaba en todo si te sirve de algo…murió como un gran guerrero
  • Quizá el destino quería que nos conociéramos… Es posible que deba ayudarte

Yo quiero decirle que no necesito ayuda, pero a la vez quiero abrazarlo y decirle que todo saldrá bien por suerte (o por desgracia) un gran elefante herido viene corriendo hacia nosotros…

  • Conserva la calma y sube a ese árbol detrás de mi – me dice el problema de todo: estoy en estado de shock y no me muevo ni un poco

Cuando pensaba que todo estaba perdido y que me iba a morir Ismaat me aparta a una lado esquiva al elefante y le dispara con el rifle en la cabeza. El elefante yace inmóvil en el suelo Ismaat vuelve a llorar y le pide perdón al elefante, yo como buen amigo que soy me pongo a su lado y  le toco la frente al elefante sin vida¿ Cuántas veces había visto yo esa mirada perdida anhelando la vida que jamás volverá a tener? La diferencia fue que esta vez causa algún efecto en mí.

Todos los cazadores nos miran y se arrodillan Ismaat y yo nos pintamos la cara con la sangre del elefante y ayudamos a llevarlo a la aldea

  • Bueno, tendremos caza para unos días- me dice Khala – Estas cosas a veces pasan                          ¿verdad Ismaat? Ahora nos podremos hacer unas pulseras de marfil.
  • Sí- dice Ismaat sonriente yo me siento mejor al instante (¿cómo lo hace?)

He probado la carne de elefante y he conocido mejor a Khala, ahora en tiendo porque Ismaat la quiere tanto la chica es un encanto: Le encanta la fotografía y es dulce aunque un poco sombría, supongo que estará un poco marcada por la muerte de su padre y preocupada por su hermano.

Ismaat es un jefe justo pero demasiado joven (como he comprobado hoy más vale no hecerle enfadar).Aun con todo me estoy pensando seriamente si tenemos posibilidades de luchar contra La Bestia. Me voy a dormir hoy ha sido un día duro en el que casi privo al mundo de mi existencia (habéis tenido suerte de que Ismaat esté aquí).

                                                                           DÍA 3

Cuando me despierto esta mañana lo primero que veo es a Ismaat.

  • Tenemos que hablar
  • Buenos días-gruño
  • Buenos días-dice sonriente (¡deja de sonreír! Así no hay quien te odie por ser irresistiblemente perfecto ejem…no he dicho nada)-quiero decirte algo
  • ¿Pasa algo?-no sé porque pero intuyo que es grave(igual es porque ha dejado de sonreír)
  • Bueno me ha llegado una carta y creo que debería ser para ti, me temo que no es nada bueno-me quedo quieto, asustad…no yo no le temo a nada – Narciso, ¿quieres que la abramos entre los dos?

Acepto encantado y la leemos, mi cara va perdiendo color poco a poco al parecer no sé cómo se ha enterado de que no quiero matar a Ismaat pero si no lo mato en dos días despertaré a La Bestia. De hecho él mismo vendrá a recogerme y si no está muerto no dejará a nadie vivo en muchos metros a la redonda…Entonces Khala viene, le había dejado mi collar para que le añadiera unas cuentas de marfil y me lo trae envuelto en papel medio lloriqueando…

  • Lo siento ,lo he roto sin querer- la pobre niña estaba asustada

Miro el collar y veo algo raro, entre la madera hay un micrófono .Se lo enseño a Ismaat

  • No te preocupes haremos uno mejor entre todos- además nos has hecho un gran favor
  • ¿En serio? Pero si he roto tu collar…
  • Pero has resuelto el misterio- Ismaat le cuenta a su hermana todo lo sucedido
  • Os ayudaré a matarla pero ahora me tengo que ir al campo si no se preocuparán por mi

Dicho esto sale de la tienda y se va (flipo con esta niña). Sin embargo hay una pregunta que el micrófono ha sacado al primer plano de mi mente, una que lleva en mi cabeza demasiado tiempo:

  • Oye Ismaat, el otro día me dijiste que él me estaba utilizando…
  • Lo hace , sólo es una manera de que te sientas culpable cuando se enfada, tengas miedo y le hagas caso
  • Tendría sentido, eso explica porque hago todo lo que me hace hacer…desde que llegué aquí llevo haciéndome la pregunta… ¿cómo puedo vencerlo?
  • Te lo has tomado con serenidad, eso es una manera de hacerse fuerte, la luz empieza a salir de tu interior
  • Sólo tienes un año más que yo y no dejas de sorprenderme…

Hemos estado todo el día creando un plan para matar al monstruo al que nos enfrentamos, no he entendido como he podido estar ciego todo este tiempo…pensando que la culpa era toda mía y , en cambio he estado conviviendo con eso, ni siquiera merece ser llamado persona, nadie es tan retorcido y asqueroso ¡LO ODIOOOO!

                                                              DÍA 4

Anoche no dormí. Hoy vamos a entrenar y a practicar el plan para vencer al asesino de mis padres (a partir de ahora para abreviar le llamaré sólo asesino). Toda la aldea va a participar aunque en la carta ponía que sólo iría él y su sicaria favorita. Los aldeanos harán de actores, fingiremos la muerte de Ismaat. El día ha sido corto .Me voy a dormir, tengo los nervios de punta ya he recargado mi pistola y el rifle descansa sobre la cómoda dispuesto a vengar la muerte de mis padres y la de Hikla. Mañana correrá la sangre por última vez.

                                                                DÍA 5

A las  seis de la mañana oigo un helicóptero, todos están en sus puestos  Ismaat parece muerto y su hermana llora muy bien

  • ¡Hola! -Me saludan los dos- ya era hora dormilón, corre que vienen…

Voy corriendo hacia donde ha aterrizado el helicóptero y veo a Nix y al asesino. Nix es la chica más cruel y sangrienta que te puedas imaginar, es pelirroja lleva el pelo alborotado y los ojos verdes como dos frascos de veneno. Cada vez que sonríe me dan escalofríos… y él…bueno piensa en el tío más feo del mundo multiplícalo por diez y ya lo tienes.me da miedo acercarme tanto pero lo hago resignado, no me atrevo a mirarle a los ojos, no después de todo lo que me ha hecho hacer.

  • ¿Lo has matado? ¿O tengo que llamar a La Bestia?
  • Lo he matado, mi señor -le digo, me tiemblan las rodillas y Nix me sonríe (aquí es cuando me hago pis)
  • Me alegro , déjame ver su cadáver para prestar mis condolencias a la familia

La sonrisa maliciosa que pone me hace reflexionar en cómo no me di cuenta de que las bestias sólo aparecen si uno quiere…la suya es permanente.

Cuando llegamos todos fingen que es el funeral de Ismaat lo cual hace que algo se rompa dentro de mí aun sabiendo que es todo teatro. De repente, todos los aldeanos se van corriendo a ponerse a salvo mientras lloran. Khala se queda a mi lado. Ismaat elige ese momento para entrar en combate contra el asesino yo le sigo, los dos cargamos contra él mientras Khala se ocupa de Nix, esa niña es un prodigio. Nix es muy buena luchadora, siempre usa su sable, pero Khala se opone a sus ataques y estocadas con una facilidad profesional. Su defensa es infranqueable, consigue hacerle a Nix un corte en la cara pero a cambio se gana uno en el brazo. Sigue luchando .Ismaat y yo corremos como guepardos para salir de allí, nuestro oponente acaba de sacar una pistola y las nuestras están escondidas así que tenemos que correr. Cogimos las armas y nos escondemos esperando a que venga, por el rabillo del ojo veo a Khala asestándole un golpe mortal a Nix. ¡Tres hurras por ella! Lo siguiente me deja helado: el asesino lo ve, ella no tiene tiempo de reacción al gatillo y cae en la mirada del elefante. Todo su cuerpo se cubre del color de las nubes la herida de la cabeza sigue sangrando parece la puesta de sol del más allá…

  • ¡NOOOOOO!- Ismaat grita desconsolado

       Todo empieza a pasar a cámara lenta, un balazo impacta en la tripa del asesino pero Ismaat recibe otro en la pierna yo corro gritando hacia Ismaat no puede ser, no puede haber…un dolor agudo en la tripa y otro en el pecho interrumpen mis pensamientos. Duele. Me odio a mí mismo por haber matado a tanta gente, haber arrancado tantas vidas como ahora se iba la mía. Ismaat se acerca a mi veo sus ojos color tierra de la sabana ensombrecidos…a él le duele la pierna oigo otro disparo, un aldeano ha matado al asesino. Ismaat me besa, es lo más dulce del mundo, me alegro de morir en sus brazos, me siento como cuando mi madre me daba una bolsa de chuches al salir de clase, sus besos saben salados está llorando, lo abrazo cada vez duele más pero estoy feliz.

Todo oscuro.