Baile de máscaras

Hoy como todos los días anteriores hemos sido invitados a otro baile de máscaras.Tan cotidiano resulta en el reino, que máscaras y trajes se han fundido con la piel, llegando frecuentemente a no poder ver la verdadera persona detrás de todas esas florituras.
El baile transcurre con normalidad, su ritmo es el de siempre, monótono.

Todos tienen diversos para mantener su fachada, y esconder su realidad, confundimos, en ocasiones, la apariencia con la verdad, pero nadie tuvo en cuenta que con un mínimo desencadenante, se puede destruir toda la estructura desmoronándose alrededor…

Se oyen cristales romperse, una joven es la causante… Estaba demasiado cansada de ser la única en percibir todo acerca de los demás y ahora se ha arrancado la suya.

Su verdadero rostro está lleno de luz y colores, pero sin embargo están borrosos, difuminados, con unas especies de grietas extendiéndose…
Ahora todos saben que la chica que bailaba riéndose feliz, era la más rota y a la vez, la más valiente.

En esa noche muchas máscaras se ajustaron todavía más, pero la suya no fue la única en romperse durante la velada.