Carta en nombre del silencio

Creo que tenía miedo,
Que tendría tanto miedo que por un momento olvido todas sus fobias,
Todas sus preocupaciones,
Se olvidaria hasta de sí misma,
Y Sin saber ya quien era,
De dónde venía
O como había había acabado en esa situación que siempre había reivindicado.
Se olvidaría de cómo moverse,
De cómo respirar
De cómo defenderse de aquel demonio que la había estado siguiendo de vuelta a
casa,
Viendo cómo el miedo de ir sola de noche se personificaba y la agarraba.
Estoy segura de que intento gritar,
Intentaría escapar con todas sus fuerzas,
Aún a sabiendas de que todo esfuerzo sería inútil luchando contra algo tan fuerte ,
Tan fuerte que nos lleva toda la vida teniendo acojonadas.
Pero sé si lloraría
O se respaldaría en la religión para pedir a alguien superior que por favor hiciera algo
para ayudarla
ya que nadie lo estaba haciendo
Y que no lo haría aunque consiguiera salvarse.
No lo sé, porque no soy ella.
Pero creo todas esas cosas porque aunque no la conozco la entiendo,
Y como todas temo por el día en que me ocurra,
-O que se repita-
Y al igual que con ella,
Tenga que ser otra persona quien lo cuente.