La madera se quema

Un niño con su abuelo
 por la calle pasean,
 miran a lo lejos
 la tormenta ya llega.
Cantos mojados,
 sus alas no vuelan.
Sujeto a la Tierra
  la sangre le pesa.
Libertad y justicia,
sueños que alimentan.
 Nubes de prados,
son tenues metas.
Viejas promesas e
historias de guerra,
 pero de eso ya,
 poco queda.
Polvo de risas,
 producto de revueltas.
 Ahogado en elogios,
 veneno del Sena.
A los pies de una cumbre,
 los grilletes forcejean.
 Cenizas de hojas
 ¿Oscuridad? Que así sea.
Expropiación del pueblo
como pedazos de presa.
 Caldo de cultivo.
[ La madera
                   se quema]
Viejas promesas
e historias de guerra,
pero de eso ya,
nada queda.