Iba yo perdida por el destino,
sin tener un rumbo aparente,
sin embargo tu mirada gris-azulada me esperaba desde el otro lado del puente.
Cálida y con ternura,demasiado hermosa e intensa para ser real,
más por incierto que parezca,lo era.
Tenía un brillo excesivo,penetrante,
pues sin pensarlo dos veces,
pasé cada minuto de mi tiempo con esa persona de intensa mirada,
parecía ser lo que tanto buscaba,
o quizá fue un error tonto,
ya no puedo saberlo, o al menos eso creí.
Entonces se detuvo el tiempo,y supe que hice lo correcto.
Fui extremadamente feliz en cada momento,cada chiste,cada broma,cada historia,cada día,
pero quizá para ti no fui suficiente, y como si fueras desalmado
te marchaste de mi lado,
te fuiste de la faz de la Tierra,sin siquiera haber luchado,
sin siquiera haberlo intentado,
pasaste a otro plano,donde ahora me hes imposible acceder,
y hasta dentro de horas,días,años,lustros o quien sabe cuando, podré llegar.
Me dejaste sola y con tu bonito, pero cada vez más inexistente recuerdo,
destrozada y desamparada,abandonada y solitaria,
con algo que únicamente al recordarlo traía tristeza,
algo que en ese momento solamente podía hacerme llorar,
siendo que en un pasado era lo que me hacía seguir viva,
lo que me hizo ser ahora como soy, lo que me hizo ser yo misma,
pero claro, me era imposible saber que esto te pasaría y justo en ese instante morirías.
Ojalá pudiera el tiempo volver, y que vuelvas a estar a mi lado otra vez.
Sé que,aunque duela admitirlo,
debo pasar página de una vez, y dejar marcharse a su espíritu,
para algún día intentar volver a ser feliz,
aprender de nuevo a vivir sin aquella persona,como durante tanto tiempo atrás,hice.
Y finalmente me recompuse y pude volver a ser feliz, aunque esta vez no hizo falta la ayuda de
ninguna persona para serlo,solo necesitaba creer en mí misma ya que la respuesta,estuvo en
mi interior todo este tiempo.