Qué hay que celebrar,
si en este oscuro día amenaza la tristeza
y tiñe los recuerdos de gélida amargura

Qué hay que celebrar,
si la llama se consumió y tú con ella
invadió la soledad el vacío que dejaste

Qué hay que celebrar,
si exhausta, hace ya tiempo que me quiero rendir
pero esta batalla no entiende de perdones

Qué hay que celebrar,
si no sé dónde estás ni tampoco a dónde ir,
solo espero que al final nos volvamos a encontrar.