31 de diciembre como cada nochevieja, creía que sería una noche muy épica de
las que se recordarían por perder durante unas horas a unos cuantos, del grupo, porque
Martín se cayera de un bordillo de 0,05 centímetros, además de romper el móvil o
perderlo por el camino, y que decir de Holly la que siempre terminaba perdiendo algo
en la noche, pero misteriosamente días más tarde aparecían como arte de magia y
estaban totalmente intactas.
Nunca jamás me explicare que como lo hace, pero ella es especial solo que
todavía no lo ha descubierto, es autentica no conoce a la vergüenza, y cree fielmente
que esta sobrevalorada, que no sirve para mucho que hay que disfrutar del momento
darlo todo y ya si eso al día siguiente intentar ponerte unas gafas de sol y evitar que
te reconozcan para que no te detenga la policía por tus fechorías.
Por otro lado, tenemos a Lucía que siempre pide la misma canción vayamos
donde vayamos, que cuando empieza a sonar en cualquier sitio, tod@s la grabamos y
la cantamos a grito pelado sin importar hora o si este afinado, porque, aunque no lo
creas todas tenemos en el fondo un mundo musical que muchas veces pide a gritos salir
y expresar todo aquello que es imposible decir sin sentirte mal o vacía por dejarlo ir de
mente.
Que decir de Carlota su mundo es maravilloso, es una de las mejores en todo y
sus notas lo demuestran, pero vive en un limbo continuo y asombroso que cuando la
conoces quisieras vivir con ella y en él, porque pueda que sea necesario muchas horas
de trabajo y estudio para llegar a donde ha llegado, pero ojo que no se diga que nunca
se ha divertido porque, ella lo da todo siempre ya sea nivel académico, personal y sobre
todo si es a nivel competitivo, lo importante es Ganar siguiendo obviamente las
normas pero ojo que si no, está escrito, redactado o se ha dicho eso quiere decir siempre
que es totalmente viable y factible de realizar sin perjudicar a nadie.
Nosotras entendemos muchas cosas mejor si va acompañado de algo dulce o
una croqueta, en ese caso siempre encontraras a Sarah, quien es muy feliz con su
vegetal con agua en muchas ocasiones, aunque también es de arriesgar, porque hemos
venido a jugar y a veces solo a veces después de maratonianas series debes jugártela y
probar cosas nuevas, sin sobresalirnos de sus límites, porque si lo hacemos tranquilos
todos lo sabremos, ya que la sinceridad siempre ira por delate, y como siempre por
ultima y detrás estará Marie, que las horas le pillas siempre por el camino y aunque lo
intenta porque me consta es imposible llegar de las primeras, pero ojo siempre está a
tiempo en los sitios, aunque es muy característico de este grupo, la puntualidad que
todavía no la conocemos ni tampoco tenemos intenciones de que nos la presenten
porque creo que no llegaríamos a nada en concreto.
Si somos muchas chicas por el camino pues imagínate si encima el único que
forma parte del grupo es un chico, quien nos soporta y lo soportamos por igual porque
de eso se trata la vida de formar familias elegidas, que no son igual que las ya
adquiridas donde no eliges. En estas en cambio tú eliges o ellas te eligen a ti no se si el
orden de los factores en este caso altera o no el producto, pero si se que ellos me han
cambiado la vida que se han convertido en familia y que ahora ya es muy difícil poder
estar todos juntos en noche vieja, por temas familias/novios y viajes hoy 31 de
diciembre de 2030 lo hemos conseguido todos vamos a estar y aunque ahora estamos
esperando al resto de grupo, la noche promete grandes y divertidas aventuras, porque
aunque no lo creas un día te despiertas te das cuenta que tu vida ha cambiado , quetuvo que ocurrir una pandemia para hacerte reflexionar sobre la vida y mostrarnos el
camino correcto porque sin saberlo nos lo estábamos perdiendo.
Aun recuerdo cuando en 2020 nos prometimos muchas cosas en enero, los pocos
que estábamos en noche vieja y decíamos que sería un año memorable, y meses después
vivimos esa magnifica llamada cuarentena, al principio a todos nos supo a venga que
pasa y en nada quedamos y echaremos unas risas, pero los primeros días se
convirtieron en semanas y luego estas en meses; a continuación de las horas de Netflix,
conversaciones diarias, pasamos a horas continuas de trabajo, donde desconectar,
hacer comidas /cenas virtuales era todo un juego de Tetris porque había que ponerse
al día y eso significaba volver a remontar en cada tarea pero sin salir de casa y siempre
con la misma o mismas personas.
Fue una época dura de la cual todavía estamos en proceso de reconstrucción
porque muchos de nosotros nos rompimos varias veces, sin saber lo frágiles que eras y
a su vez lo fuertes que éramos, por eso creo que todavía somos un poco apáticos a
conocer a gente, a echarnos gel cada cinco segundos, a no compartir copa, o lo que sea
si no llevas más de 2 copas encima, porque enseguida sino nos entra la paranoia.
Creo que como seres humanos estamos cambiando y espero que podamos ser mejor,
aunque es muy complicado olvidar, espero que recordemos cada día todo lo que
conseguimos aprender durante ese tiempo; donde nos dimos cuenta lo que una mirada
era capaz de decir en silencio, de la importancia de simplemente estar ahí aunque sea
a un metro de distancia pero estar para todo lo que haga falta, de disfrutar de un paseo,
de un viaje aunque te encuentres a la deriva, de enfadarte menos y reírte más de cada
paso dado tanto bueno como mal dado, porque esos te han llevado a estar donde te
encuentras hoy.
Si fuimos una generación marcada por una pandemia, pero eso en ningún
momento nos define, al contrario, solo nos dice una parte de lo que estamos
compuestos y porque somos así y por donde debemos ir y hacia donde debemos acudir.
Rendirse nunca fue una opción y sobre todo ser más empático y solidario fue lo más
importante porque ya no cabía el egoísmo solo había lugar a pensar en los demás, ya
que todos por primera vez dependíamos unos de otros.
Pummm!!!! Pafff!!! Ohh no, se oye gritar, cuando salgo abducida de mi cabeza
en la que llevaba con mis pensamientos desde hace un rato miro a la derecha y para
variar es Martín y ha tirado tres de las cuatro copas que llevaba, no recordaba que
había ido a pedir desde hace ya un buen rato y ahora faltan copas y está todo
manchado y mojado.
Mientras lo miramos todos, lo único que dice es que ha estado tres horas de fila para
pedir una copa, que la barra esta arrebozar y que el ya no vuelve a pedir nada a nadie
más sino le acompañara nadie.
Cuando levanto la mirada de la ropa de Martín me fijo que toda la sala nos esta
mirando y le pido a Holly que lo acompañe al baño a ver si con el secador de manos se
puede quitar un poco el chipiado, porque el olor a cubata lo va a llevar toda la noche,
mientras Lucia, Carlota y Yo decidimos ir a por las copas que faltan que están en la
barra y a pedir las que se han caído, mientras esperamos la resto de grupo que para
variar no sabemos si el estoy llegando es a casa o al Aeropuerto de Madrid, porque
tardar lo que es tardar les esta costando la vida.
Pues va a tener toda la razón del mundo Martín y por primera vez no se trata
de una exageración de las suyas hay una cantidad de gente que con la estatura de
Carlota y la mía no llegaremos muy lejos, pero ojo que Lucía tiene buena estatura y se hace hueco entre la gente y nos conseguimos colar en la barra del bar, ahora solo nos
queda encontrar a Dani que el pobre por lo que vemos está hasta arriba de poner copas
y tenemos que hacer grandes esfuerzos para que nos vea y podamos medio contarle lo
que ha ocurrido con Martín y con la santa paciencia que tiene Dani, no tarde en
ponernos las copas.
Al acercarme a la barra y contarle todo se sube encima de unas cajas de
refrescos e intenta visualizar el numerito que debemos tener montado al final de la
sala, se echa a reír y dice que no nos preocupemos pero que deberemos esperar un pelín,
porque esta hasta arriba, pero mientras nos podemos llevar las otras copas y una ronda
de chupitos de colores para todos, hasta esperar, asentimos porque en este caso no se
puede pedir más la verdad.
Antes de marcharnos todas Dani se acerca y me dice que me quede en la barra a esperar
porque si luego intento pasar será más difícil y probablemente sino me tiene a la vista
olvide el resto de copas, asiento se lo comento a Lucía y Carlota y ellas se marchan con
todo abriéndose paso por en medio de tanta multitud, observo como llegan victoriosas
sin derramar ni una sola gota y son vitoreadas, por la llegada de los chupitos de colores,
porque si de algo conoce Dani a todas estas que es mejor tenerlas contentas antes que
pegadas a la barra, pidiendo copa tras copa.
Veo a mi alrededor y está todo hasta arriba la agente, baila, disfruta, se hacen
y deshacen grupos de gente continuamente, la barra es como una churrería salen copas
una detrás de otra y no veo cuando será nuestro turno, pero de repente al girarme para
buscar entre los camareros me doy cuenta de algo importante, a mi lado hay un chico
muy muy bien vestido, como si acabará de salir de trabajar con el móvil en la mano
cerrando y abriendo pantallas con rapidez y agilidad, pero este hombre sabe que en
unas horas es nuevo será un nuevo año, y que es noche vieja que en este día lo único
que haces es saber como te vas a comer las uvas e intentar pesar en no atragantarse o
sea cual sea el ritual que tengas menos trabajar.
Veo a Cloe llegar con una botella de ginebra y oigo que dice Amber, cariño
cuanto llevas esperando y miro hacia arriba como diciendo mil años, por unas copas y
se echa a reír, ahora te las pongo no te preocupes que Dani las tiene a todas encima ya
sabes cómo es él y seguro que lo ha olvidado o mejor dicho le está siendo imposible
avanzar a ti. De repente siento algo que me rodea y se intenta poner a nuestra altura
y le pide con mucha educación una copa, no obstante, ha dicho tanto pasos para algo
parecido a un Gin-tonic, que me pregunto si quiere uno o un coctel vario, miro a Cloe
y asiento que le sirva también a él, mientras mira como ella va a poner la copa, pero
sin pensarlo vuelve a meter la mano a su bolsillo y acto seguido vuelve abrir el móvil
y otra vez el juego de manos y cierres y aberturas de pantallas.
Mientras lo observo empiezo a calcular su edad y a imaginar en que trabajara,
tiene que ser algún cargo muy importante por su forma de vestir y sobre todo por sus
suspiros y arrugas que se le van produciendo según escribe y cierra ventanas del móvil.
Creo que su vida gira entorno al trabajo, diría que vive para ello y que disfrutar lo que
es disfrutar tampoco lo hace si algo he aprendido en estos últimos años es que la vida
es muy corta y todos tenemos sueños que nunca llevamos a cabo porque nos resulta
más fácil no correr riesgos y hacer lo que se espera de nosotros o en algunos otros casos
solo hacer aquello que nos proporcione seguridad sin ningún tipo de propósito.
Cloe esta terminando con las copas y creo que este chaval no se va a enterar de
nada, así que ha llegado el momento, es momento de que se sea capaz de desconectar algo que nos cuesta a todos por inercia propia, ya sea por amor al trabajo o por no
cumplir con este.
Tres, dos, uno a por ello, una chica choca contra él y antes de que le tiren la copa
encima se retira y suelta el móvil, como un acto reflejo solo me sale intentar atraparlo
entre tanta multitud e intentar que sobreviva a la tragedia, por lo menos él ya que, el
chico del traje esta todo entero mojado con la copa de la chica, este intenta sacudirse
todo lo que puede, pero huele a Malibú con piña, al acercarme y me río sin querer ni
malicia. Me mira a los ojos y de un sobresalto empieza a gritar alguien ha visto un
móvil, y a mirar a los alrededores, entonces toco su hombro, lo miro y me mira con
cara de desesperación y con la música a tope con señales intento tranquilizarlo y le
pido que mire mi mano, al abrirla su móvil, empieza a resplandecer con toda su luz.
Corre hacia él lo miro desde todos los ángulos y una vez visto que ha sobrevivo
a tal tragedia, me señala la barra, dice que me invita a una copa, porque ese móvil no
es un móvil es como parte de su cuerpo y lo necesita para estar conectado y hacer que
todo funcione, al llegar ala barra lo miro y le señalo a Cloe para que de las copas, las
recojo con calma y arte, mientras este me mira intrigado porque lo único que me ha
salido decirle es que la vida es más que un pequeño objeto donde creemos guardar todo
nuestro pasado, presente y futuro.
Me despido con la cabeza y al marcharme, le grito con fuerza para que me
intente oír a pesar de la música, que disfruta de la copa y mira hacia arriba, que la
vida son tres días y dos ya han pasado, nunca sabes cuándo será el último día por lo
que disfrute de las vistas, y levante la mirada de la pantalla, en unas horas es año
nuevo y su objetivo será, bailar, reírse, cometer locuras y brindar por la vida por los
momentos o por los amigos.
Ahora ha llegado el momento Ander es hora de pasar página no creo que pueda
volver, así que por ahora disfruta todo lo que puedas por mí, no olvides que te quiero,
disfruta de la copa, quizá algún día sepamos como llegamos a este estado y me dejes
ir.